Two dancers

Luego de lavarla en la fuente, una gaviota picotea a una paloma.

Me siento en la plaza a ver almorzar a la gaviota. Escucho Two dancers –”I feel I’ve been where you have been”. Enciendo el porro que tú y yo cortamos a medio fumar y que he llevado mil kilómetros en el bolsillo izquierdo de mi chaqueta, como trofeo de un fracaso.

La gaviota logra arrancar un trozo de vientre y se echa a volar. Otras palomas se acercan cautelosamente. La más joven y atrevida, pica adelante.

–¿Quién lo diría? –pienso mientras exhalo– Las palomas también pueden cometer actos aleatorios de canibalismo.


(download)

música, notas

Tengo los comentarios apagados por esta razón. Si te gusta este post, compártelo con tus amigos.

Daniel Pratt

Emprendedor, artista de calle, aficionado a los medios sociales, fan de PHP, amante de psql, geek. Vamos a morir pronto. Lo que queda es amar, disfrutar de nuestras glorias, miserias y afinidades electivas.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookGoogle Plus

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
Almas afines

Recorremos los limites del recinto, atentos a los rodapiés. Miramos detrás de maquinas de refrescos, anuncios iluminados, telecajeros. Casi nos...

Cerrar