Mi 2020 en música — 2 de 2

Playlist the Spotify

Julio

Mi librería de iTunes se corrompió a comienzos de Julio. Ni el Coronavirus causó tantos estragos.

Vicente me hizo volver al nuevo de Tame Impala para prestarle atención a la letra de Posthumous Forgiveness, que es probablemente la mejor canción a un padre muerto que he escuchado en mucho tiempo.

Memes en Visto, del Canciones para Gente Cool y Despechada, de Vic Mcfly.

El nuevo de Jessie Ware es puro placer disco. What’s your pleasure?

All I Wanted, del HiRUDiN, de Austra

Me costó entrarle al Set My Heart on Fire, de Perfume Genius. Pero luego lo comencé a escuchar en todas partes y me parece que es uno de los soundtracks de 2020. On The Floor terminó siendo una de mis canciones del verano.

Me encanta el cover de Weird Fishes que hizo Liane La Havas.

El The Loves of Your Life es una serie de canciones de amor de Hamilton Leithauser a una o varias personas. De allí, Till Your Ship Comes In,

Sigue leyendo “Mi 2020 en música — 2 de 2” »

música

Tengo los comentarios apagados por esta razón. Si te gusta este post, compártelo con tus amigos.

Mi 2020 en el cine

Estas notas fueron escritas saliendo del cine / cerrando una ventana / apagando la tele, justo después de haber visto algo para compartir y antes de contaminarme con las reseñas. Están aderezadas con links que he ido consiguiendo por allí.

Durante los primeros días de Enero vi por segunda ve Solo y Rogue One para llenar el vacío que dejó el final de temporada de The Mandalorian. Me gustaron ambas mucho más. Pensaba que Solo era totalmente descartable y no es así. Rogue One es espectacular y, a diferencia de muchas otras películas, hay riesgo verdadero. Ponen carne en el asador y la gente se muere.

Abominable es una peli adorable, sencilla pero muy bien hecha. Visualmente impresionante. La primera vez que pensé seriamente que pasaré el resto de mi vida en un mundo dominado por China. Sin embargo, Yo por mi parte saludo a mis nuevos amos.

Estaba preparado para que Joker no me gustara y me gustó mucho. Quizás puede ser peor, pero me parece que tiene unos giros inesperados y siempre es un privilegio ver a Joaquin Phoenix perder la cabeza. Lo que está mejor logrado es la vergüenza ajena que transmite cuando se autosabotea la vida.

No es Taxi Driver, pero es un Taxi Driver en el que la gente joven no se queda dormida.

Sigue leyendo “Mi 2020 en el cine” »

cine

Tengo los comentarios apagados por esta razón. Si te gusta este post, compártelo con tus amigos.

Mi 2020 en música — 1 de 2

Playlist the Spotify

Enero

History Repeats, el abridor del Jaime de Brittany Howards es brutal. Llegué a el porque vi este Jools Holland… do you feel me?

Ese tema me llevó a este video de cuando era la vocalista de Alabama Shakes, una bestialidad

JJ me invitó a ver Live on two legs, una banda tributo de Pearl Jam que tiene un guitarrista que lo único que hace es trabajar y cargar con toda la banda. Cerraron con un cover de Teenage wasteland.

Del Thin Mind, de Wolf Parade, me quedo con Out of Control y Wandering Son.

 

Febrero

Este mashup de The Weeknd, Michael Jackson y Justin Timberlake está brutal

Color my life, de Chicano Batman

Conversations, de Lee-Ann Curren, me hizo pensar en verano, pero lo más genial es ese crescendo que comienza a colarse por ahí a los 4 minutos y después estalla en la canción que no te esperabas

Los días en los que nos dimos cuenta de la gravedad del coronavirus, están marcados por el Remind Me Tomorrow de Sharon Van Etten y el Slow Rush de Tame Impala. Del primero, todo el disco, pero también Comeback Kid; del segundo, pues todo el disco, pero en especial It might be time to face it.

Makaya McCraven tomó el I’m New Here, de Gill Scott-Heron e hizo un remix que logró la difícil tarea de ser mejor que el original. ¿Cómo puede mejorarse el track homónimo? ¿Cómo puede uno hacer un tema reflexivo sin quitarle el filo al poema? Bueno, así:

 

Marzo

En estos tres primeros meses del año, Physical de Dua Lipa, es lo único que me ha gustado de la música que oyen los niños. Me transporta a crecer en los 80s, y el video está bastante bien

Los Bitchos, tremendo nombre para una banda

Después de estar un rato pegado con Conversations (ver Febrero), caí en el EP de Lee-Ann Curren. White Lies.

El soundtrack de mi primera semana de confinamiento fue The Main Thing, de Real Estate. De allí, November.

Me encanta el intro de Ghost of Soulja Slim, del A Written Testimony, de Jay Electronica (so… ARE YOU SCARED TO DEATH NEGRO?). Del mismo disco que tiene el par de cojones de poner un sample de Litto Nebbia.

Western State Hurricanes remasterizaron y resucitaron las cintas que grabaron a finales de los 90s. Suena como un buen disco de los 90s. Impresionante el trabajo de restauración. Se nota más que todo en Samaritan y Mimi.

Tendril, del Fountain de Lyra Pramuk.

 

Abril

Gracias, Alicia Keys, por hacer una canción de parodia en serio sobre la cuarentena. Una dura.

Los discos anteriores de Yves Tumor son básicamente experimentos de ruido. Pero Heaven to A Tortured Mind cristaliza toda la experimentación en un álbum pop de voces etéreas, matices de R&B y un coqueteo con el rock que me hizo pensar en lo mucho que le debe el movimiento Emo a Prince. Ese chillido que se convierte en un solo de saxo en Identity Trade es mi parte favorita de cualquier canción que he escuchado en 2020 y, por cierto, Identity Trade es mi tema favorito de 2020 por ahora. La transición de Romanticist a Dream Palette, con fuegos artificiales y demás, es un momentazo también.

Me gusta todo el Magdalene, de FKA Twigs. De todas las buenas ideas que tiene, sad day es mi favorita.

Del Heavy Light, de US Girls, me gusta el interlude de Advice to Teenage Self, y And Yet It Moves.

Jasmine, de Jai Paul

Todavía no puedo creer que hayan suspendido Paléo, Montreux y Nox Orae. Nox Orae es a final del verano, for fuck’s sake!

Se me ocurre que The English Riviera es el soundtrack de los veranos que perdimos para siempre luego de la pandemia

 

Mayo

Durante la cuarentena limpié y arreglé mi colección de Saint Etienne. Le sigo teniendo tanto cariño London Belongs to Me como la primera vez.

Refugiándome en las cosas conocidas, tuve un revival de Of Montreal. Esa capacidad que tiene Kevin Barnes de convertir la depresión en un álbum doble bailable. A Sentence Of Sorts In Kongsvinger es, desde 2007, mi canción de cabin fever. Me ha acompañado todas las veces en mi vida que he pasado más de una quincena encerrado. Dirty old shadow, stay away / Don’t play your games with me.

YHLQMDLG Bad Bunny me pareció mejor de lo que me esperaba. Safaera es horrible, horrible… y a la vez una producción brillante, épica, un mixtape de 5 minutos, una Suite de Reggaeton en 8 Movimientos. Soliá no está mal tampoco.

Flashback, de Javiera Mena, es pura perfección Pop. Esa idea de los silencios para destacar el beat durante el coro me parece genial.

Escuché Bad Idea, de Girl in Red, en los altavoces de un supermercado. Eso me llevó a We Fell In Love In October. Mi yo de 25 años escribió esta canción.

Triángulo de Amor Bizarro presentó su disco nuevo desde casa

 

Junio

Vicente me dijo que le prestara atención a la letra de Posthumous Forgiveness, de Tame Impala. Que monstruosidad de canción. I wanna say, “It’s all right” / (I know) You’re just a man after all / And I know you had demons / I got some of my own / I think you passed them along.

El peo que reventó con el asesinato de George Floyd, me llevó a este video de Yves Tumor, que uno pensaría que es profético, pero más bien es documental.

El último tema de este Tiny Desk de Alicia Keys es una interpretación de Falling. Admirable que pueda hacer eso con un tema pedido por el público.