El hogar es de donde parten los vuelos

(una guía rápida de supervivencia para el aeropuerto de Frankfurt)

la sala de mi casa

Durante un breve instante de mi vida, el aeropuerto de Frankfurt fue mi único lugar en el mundo. En él, conmigo, estaban todas mis posesiones terrenales (8 mudas de ropa, un morral, 1 laptop con accesorios, 1 tarjeta de crédito, 1 cepillo de dientes, 1 desodorante). Durante 4 días de 2010 recorrí sus entrañas, dormí, comí, bebí, soñé. Encontré la paz. “FRA es casa”, dije en voz alta el día en el que renací.

Aquí debería decir algo como que el aeropuerto de Frankfurt es excepcional, dar cifras de Wikipedia, apuntar que, debido a su ubicación geográfica, uno tiene la clara sensación de estar en el centro de comunicaciones global, y rematar con que si te paras 10 minutos frente a la pizarra gigante, podrás ver a un miembro de cada una de las culturas de la tierra. Pero hay como 20 aeropuertos en el mundo sobre los que se podría decir eso, quedan en ciudades más interesantes que Frankfurt y algunos hasta rompen con él cliché del no-lugar.

Los aeropuertos están hechos para que se parezcan. Para que todos los pasajeros puedan descifrar su arquitectura. Así que no es difícil sentirse cómodo, descubrir asideros para la razón. Reclamarlos como hogar. Ya que mi casa es un sitio público, decidí en mi último día recopilar esta lista, a manera de atajo para mi y para otros. En caso de que tengamos que pasar o vivir allí nuevamente.

 

Todos los caminos conducen a T1, área B, Nivel 2

Seguridad:
Si llevas equipaje, déjalo por la noche en el guardaequipaje que está en T1, nivel 1, área A. Ese guardaequipaje tiene el beneficio de ser el único que funciona 24hrs.

Conexión con el mundo:
Encontrar un tomacorrientes no es fácil. Hay unos que nadie cuida en T1, nivel 1. Cerca del guardaequipaje. También en el Starbucks del área C. Pero les cortan la corriente luego de las 11 de la noche.
Para tener internet tendrás que pagar. Bien sea a las telefónicas o a un restaurante de comida rápida. Aunque si vas a vivir varios días en un lugar, una suscripción mensual de €10 no está tan mal.

Aseo:
Las duchas están en el shopping boulevard, T1, nivel 2, entre el área B y el A. Frente a una tienda llamada TUMI. Son caras, pero hay pocas cosas mejores que tomar una ducha luego de un viaje de 20 horas.
Los baños son todos un asco. Los más limpios en la madrugada (fuera del horario de limpieza), están en la T2. Básicamente porque la T2 es un pueblo fantasma luego de la medianoche.

Dormí en:
T1, nivel 2. En los pasillos entre B-C.
Aunque parezcan tentadoras, no duermas en las butacas reclinables que están en el área B. La luz y el ruido de los pasajeros, joden.
En T1, nivel 2, área C, junto al ventanal que da hacia la calle, hay un starbucks (no confundir con el que está en el shopping boulevard). Cierran a las 11. Luego de que cierren, rodeas el Starbucks y entras por detrás. Las butacas son lo máximo. 6 horas seguras de sueño.
En T2 dormí en el suelo. No hay donde dormir. Pero que tranquilo se está.

Comí en:
Entre el aeropuerto y la estación de trenes, está el Airport city mall. Ahí, bajo el terminal C, está el supermercado tegut. Comida de supermercado a precios de supermercado. Comida caliente, también.
(no confundir con Marché, T1, nivel 1, área C – el mercadillo más caro del mundo)
En ese Airport city mall, hay una feria de comida. Si de pronto quieres comer comida cara.
Único lugar con comida de verdad (además del supermercado): Käfer’s. T1, nivel 2, área B.

Café:
Mövenpick. T1, nivel 1, área A.

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
Operation Ajax

Acabo de terminar de leerme Operation Ajax para iPad, una versión en comic de Todos los hombres del Sha, ese...

Cerrar