Mi 2013 en Música

IMG_5188

Enero

Strange Fruit

Continental, de Presidente

El Remix de Four Tet del Smalltalk de Ultraísta.

 

Todos los sonidos del post-punk de los 80s parecen estar en el Nocturne, de Wild Nothing. Shadow es The Stone Roses, Paradise (mira el video) usa el riff de Nada Personal, Only Heather y The Blue Dress son The Cure y el tema homónimo podría ser una canción de The Smiths.

Paradise

El Soft Gems, de Mujeres, tiene todos los elementos de un buen disco de Surf.

Salvaje

En Enero, Thrift Shop, el tema de Macklemore –el pequeño rapero que pudo–, alcanzó #1 en Billboard por primera vez para un artista independiente desde Lisa Loeb en 1994. Su comentario social sobre la cultura hipster, es divertido y relevante.

Febrero

Le preguntaré al insecto si siente dolor cuando muere.

Con el Harlem Shake todo el mundo y su abuela aprendió lo que era un Bass Drop y el Trap llegó hasta el último pueblo. Baauer puede morir tranquilo. Mi favorito fue este de Matt and Kim:

 

Bowie. Beck. Sound and vision.

La primera vez que oí El Jardín, de Kali Mutsa, pensé lo mismo que la primera vez que oí a Rita Indiana: ¿Qué es esto? ¡Asco! ¿Asco? ¡Qué maravilla! Una vez más, esto es lo que la música latina debería ser.

Fuimos a ver a Dinosaur Jr. y estuvimos hora y media rodeado de ex-patineteros gritándole a la banda para que tocaran Feel The Pain. A pesar de eso, fue un placer ver a J Mascis acompañándose a si mismo, sin hacer una mueca durante esos maravillosos solos desprolijos.

Es normal desconfiar de lo que pueda hacer Dinosaur Jr. a estas alturas. Pero Don’t pretend you didn’t know es un gran tema.

 

Marzo

En una noche vimos a Pommelhorse y a Emile Parisién y su cuarteto, practicando esgrima con un saxo soprano, haciendo cambios de velocidad en cada compás, y dando la clara sensación de que estás viendo una cosa irrepetible sólo por el hecho de que los músicos están rodeados de instrumentos que quizás ni siquiera usen esa noche, pero igual los tienen por si el momento se los exige.

A mitad de una pieza de 20 minutos, le dije a Mónica “cierra los ojos”. “Los tengo cerrados”, me contestó. Puede haber sido en este momento exactamente, o no:

El free jazz es una droga avanzada.

Quiero club – el techo es el suelo. Qué moderno es México.

Adriana me pasó esta gran entrevista sobre Innervisions.

Musica a Palazzo es un espectáculo de ópera representado en la planta noble de un palacio del siglo XVI, en Venecia. Es una asociación, así no que pagas entrada, sino una “tarjeta de membresía” que te permite estar en el palacio, tomarte un prosecco y ver La Traviatta a 100 metros de donde se estrenó. Todo por menos de lo que cuesta ver a Beyoncé.

Mónica me llevó a los Derviches, en un antiguo baño turco de Estambul. A pesar de que nos dijeron que estábamos a punto de presenciar una ceremonia religiosa y que no podíamos hablar, ni tomar fotos, ni video; mi expectativa era que el asunto fuese medio turístico. Pero no. Los primeros diez minutos los pasé con la boca abierta en un trance vicario. Una experiencia religiosa. Una hora de comunión en la que fui del asombro, al llanto de vergüenza y de vuelta a la alegría.

 

Abril

Estamos oyendo Skylark cantada por Ella. Le pregunto a Mónica cómo se la imagina a la tipa que está cantando. Me dice “gorda y negra” y unos segundos después, añade “negra como Celia Cruz”.

Ella Fitzgerald. La Celia Cruz del Jazz.

Skylark

Linda Mirada ha encontrado el lugar donde se escondía Estefanía de Mónaco

 

All I Know, de Washed Out

En 2011, este video de Is Tropical nos cautivó. Este año fue este otro.

En 2013 descubrí la belleza y la paz de tener menos de 200 “amigos”. Este es el soundtrack para cuando borras gente de Facebook

 

Escuché un programa sobre el plan de 20 años de The Wu Tang Clan. 20 años después todavía suena peligroso.

Piratess, del I Am Very Far de Okkervil River

 

Mayo

Daft Punk lanza el álbum más esperado del año. Un disco “controversial” por el simple hecho de ser el primer disco que mucha gente oye completo por primera vez desde hace mucho tiempo. Todo el mundo intenta participar en el evento musical del año y escribe su opinión. Así que lo mejor del disco son las reseñas, que van desde alabanzas a la “idea” detrás del disco –ir a las “fuentes”–, hasta cosas muy locas escritas por gente que se pone toda revisionista tratando de encontrar algo bueno en N.E.R.D.

Este fragmento de la reseña de Sasha Frere-Jones en The New Yorker es mi favorito:

Daft Punk engages the sound and the surface of music so lovingly that all seventy-five loony minutes of “Random Access Memories” feel fantastic, even when you are hearing music you might never seek out. This record raises a radical question: Does good music need to be good?

Como Gotye en 2012, Get Lucky produjo una explosión cartesiana de covers en YouTube. Mis favoritos son este en cumbia, este a 10 manos y con un montuno FTW y este otro:

La primera vez que escuché Giorgio By Moroder, me hizo pensar que soy lo suficientemente viejo para haber vivido dos veces la época en la que esta música estuvo de moda. Tal y como le pasó a los pures a comienzos de los 90s. Una de las cosas que me atrae al revival del synth pop es que es la música arriesgada, peligrosa de mis primeros discos. El soundtrack de mi infancia tardía. ¿Te acuerdas cuando Jean Michel Jarre era un arma letal y en televisión pasaban videos fantásticos creados con una Amiga, llenos de non-sequiturs, pero no importa porque… ¡Láseres!? Bueno. No olvides que Giorgio escribió esa maravilla malandra del futuro pasado que es el soundtrack de Scarface.

Y ¿ye acuerdas de electric dreams?

Bueno, hay algunas cosas que no deben revisitarse, porque esta música se parece, pero no es la de hace 30 años. Esta es mucho más agresiva, más estilizada y deliberadamente tecno-optimista. Es a lo que sonaba el Rockabilly y el Swing cuando Brian Setzer se colocó a la cabeza del revival de los 50s. El único momento en el que Giorgio By Moroder no suena como una impostura –una deliciosa, fantástica impostura– es durante un interludio jazzeado exactamente en la mitad, porque el Jazz es eterno y siempre suena igual y es tierno y hermoso cuando los artistas descubren el jazz y entienden que todo mejora si pones un solo de piano eléctrico en el medio de un tema de nueve minutos.

Giorgio By Moroder

 

The Slideshow Effect, de Memoryhouse, es un disco hipnótico

 

Mientras grababa el álbum blanco, John Lennon tuvo un nieto con Mick Jagger, que años después trató de grabar Suspicious Lies en un álbum que es un regalo para los huérfanos de The Black Crowes y otros fanáticos de los 70s:

On Blue Mountain, de Foxygen

Me extrajeron el apéndice y ahora I feel fantastic.

 

Junio

En la mañana de la Fête de la Musique, le dije a Mónica, más en broma que en serio, que deberíamos buscar algo de yodeling. Encontrar al Franzl Lang de la región.

Casi por accidente, descubrimos a un grupo de Yodelers que estaban haciendo una performance fuera del programa de la Fête.

Vimos también un concierto de piano en el patio interior del Museo de Arte e Historia. Me senté cerca de un Calder y pensé que estar del otro lado del mundo, en un jardín a 23 grados junto a un Calder, me hacía sentir más en Caracas que estando en Caracas.

calder

Vi un gráfico y estuve repitiendo el coro de Breakfast at Tiffanny’s toda la semana .

Mi canción favorita del verano: Joe Crepúsculo – Mi Fábrica de Baile

El disco de Disclosure es brutal. Pero mejor es su primer video.

 

Julio

Todas las canciones del Verano.

El Montreux los conciertos comienzan a la hora. No a las y 59, ni a las 01, sino cuando las agujas tocan la hora en punto. Los tipos tienen la audacia de poner en las pantallas gigantes un conteo regresivo que coincide con la hora. “Si, somos suizos. Jódanse”.

Pensarás que, bueno, si te organizas bien y tienes un buen equipo y tal, podrías hacerlo ¿no? Ahora imagínate 4 conciertos en el mismo escenario en una noche y que todos comiencen a la hora exacta. Luego imagínate que lo haces durante tres semanas, con 5 escenarios.

Vimos a Girls in Hawaii abriéndole a Cat Power. Fue una grata sorpresa descubrir que el vocalista de Girls in Hawaii usa un micrófono viejo y un megáfono para hacer los efectos de voz que puedes oír en Not Dead.

Desde que escribo sobre la música que me gusta, escribo sobre Cat Power. A pesar de las numerosas entrevistas que evidencian lo mal que está de la cabeza, siempre me pareció una tipa atractiva. Una de esas locas que pueden hacer feliz y miserable a un veinteañero.

Pero Cat Power se ha suavizado en los últimos diez años. Desde aquella muchacha rabiosa que murmuraba en lugar de cantar, hasta este sucedáneo de Joni Mitchell que parece ser hoy ¿No?

Bueno. No. Abrió con una versión de The Greatest para tirar el micrófono, irse y retirarse para siempre de la música. Una vaina increíble cantada desde la derrota absoluta. Espeluznante. Después de ese comienzo temía que cualquier paso en falso, cualquier tema cantado sin pasión, me cagaría la noche. Pero hizo esto con Metal Heart y todo siguió bien.

En escena, Cat Power camina al borde del tropiezo, moviendo el culo como una negra borracha. A medida que progresa la noche, la tipa hace breves, curiosos viajes al backstage. Sale con la misma ropa, pero un poco más descompuesta. Pensé en Billy Holiday, en Anita O’Day y Esther Phillips, en todas esas locas que no son encantadoras, sino que dan miedo.

No hizo bis y eso me pareció perfecto, porque cuando uno termina, termina.

 

La segunda noche vimos a Devendra Banhart abriéndole a James Blake.

Devendra se lanzó una interpretación brutal de Seahorse, un poco más cerca del Take Five de Brubeck. También, un Your Fine Petting Duck completamente en vivo y un Mi Negrita en bolero de verdad.

Los manerismos de Devendra en el micrófono son pasables durante los primeros 5 minutos, luego son tan desagradables como Miley Cyrus sacando la lengua. Los venezolanismos, en cambio, son divertidos. “Mi amor no te hablo paja” y todo eso. Cantado así de frente a un público que no entiende.

James Blake en vivo te liquifica los órganos, que es exactamente la razón de porqué uno va a ver a James Blake. Es brillante la manera como crea tensión con un bajo que nunca termina de caer.

Verano también es esto.

La gente se volvió loca de rabia cuando McCartney grabó con Bloody Beetroots. A mi me parece que es exactamente lo que había que hacer. Por un lado, el tipo se mantiene vigente y por otro Bloody Beetroots sigue siendo otro grupo de electronica con máscaras, pero que grabó con McCartney.

 

Agosto

Mónica nos abrió un mundo nuevo al tomar una electiva de música en francés. A mitad de mi vida, ella me enseñó finalmente de donde vino La Quiero a Morir. Luego de su primera clase, comencé a escuchar estos temas en todas partes. Et si tu n’existais pas, de Joe Dassin y, sobre todo, Une belle historie, de Michel Fugain.

 

Notorious B.I.G., con 17 años, rapeando en la calle.

 

Música para conducir hasta Barcelona.

El video de Formidable es un palo:

O. dice que Stromae es el tipo que pondrá a Bélgica en el mapa. No se, pero aparte de Frank Sinatra, es el único cantante que alguien ha tarareado en la oficina este año. Producto del marketing y tal, pero también producto de hacer ese montón de video-lecciones sobre como componer un éxito que el tipo ha venido colgando desde hace años en YouTube.

Érase una vez una banda que no hacía vídeos y todos la admirábamos por sus razones. Luego, llegó la vejez.

El pana Cebolla sacó su segundo disco, Piñata EP.

Sworcery fue una de mis experiencias multimedia favoritas de 2011. Una historia épica, super atmosférica, sentimental y cruda. Uno de esos juegos que ocurren dentro de tu cabeza y los gráficos pueden ser de 8 bits porque no importa.

La atmósfera de Sworcery es producto de la música de Jim Guthrie. Hace 10 años grabó un disco que fue una maravilla. Este año lo encontré de nuevo. Mónica y yo fuimos a las Cascadas del Erizo el primer día frío del verano. Durante la hora y media que nos tardamos en cruzar la Jura, Guthrie puso el soundtrack perfecto.

Save it

 

Septiembre

Revista de Gimnasia, de Dënver.

¿Alguien distinto a Terry Crews puede hacer de Major Lazer?

Este cover de Your Cover’s Blown

 

El futuro llegó al mundillo indie el día en el que los tipos de La Blogothèque grabaron un plano secuencia de 5 minutos usando un drone, en este video de Phoenix.

Adrian Younge Presents the Delfonics.

Quédate un día o dos más, tengo miras muy altas. Esto es más grande que Barcelona o Valencia.

 

Hope, de Kid Wise.

O. me escribió:

Instrucciones:
– remove all sharp objects from the room
– press PLAY

 

Nearly Midnight, Honolulu, entra al panteón de grandes temas sobre el maltrato infantil. Una versión menos sutil –y más 2013– de My Name is Luka.

Fuimos a ver a Robin McKelle. Benoît Sourisse estaba en el órgano. Una belleza de Hammond B3 con la consola modificada. Luego, en casa, investigando si de verdad era un Hammond B3, caí en un agujero y descubrí el maravilloso mundo de los solos de pedal:

 

Caandides, Winter IX

Así sonó el final del verano.

What does the Fox say? se convirtió en el anti-hit del año.

 

Octubre

Mi mamá estuvo haciendo de DJ durante una semana en nuestra casa. Su iPod es puro poder, básicamente porque tiene años buscando –y encontrando– sus canciones perdidas. Entre las muchas maravillas, está el Yesterday de La Lupe.

La Vida Boheme estrenó el video de La Vida Mejor. Una canción excelente, que alcanza lo que pocos grupos latinoamericanos. Un poco de Glam, un poco de crisis existencial. Un bolero tropicaliente restregado con rock de 1999.

 

DJ Afro encuentra el verdadero destino de Carlos Fraga. Atención Maseratti2L

Un año después de lanzar The Heist, Macklemore escribió un post muy honesto acerca del viaje desde al anonimato a la fama con un álbum independiente.

Orlando me envió la Bad Girl, de Lee Moses, que siempre hay que tenerla por ahí.

“Two astronauts pass the time and through other dimensions after their rocket inexplicably blows up.”

 

Calma Carmona es lo mejor que ha salido del Caribe este año:

 

Noviembre

Lorde grabó el mejor disco de Pop del año.

The Dubstep Robot. Se vuelve insane luego del minuto 3:

 

PTX hace un cover a capella de los éxitos de Daft Punk.

Ms Mr:

 

Llega finalmente el disco de Chvrches.

En la misma semana, Reggie Watts participó en el lanzamiento de dos herramientas que ponen sintetizadores y secuenciadores en las manos de miles. Keezy y littleBits

littleBits es especialmente interesante porque es un producto open source que me recuerda a los kits de electrónica con los que aprendí lógica y, en muchos sentidos, programación y depuración.

Jack Hamilton en Slate hace un intento quijotesco por escuchar todo lo que grabó el Wu-Tang Clan.

Worst Behavior, de Drake es el ganador del video-consciente-de-sus-raíces de 2013. Señala también el comienzo de su reino como el rapero mainstream por excelencia.

“Lily Allen Has A Baggy Pussy” es la pieza de utilería del año:

baggy

 

James Franco & Seth Rogen no pudieron resistirse a destruir la ridiculez de Bound 2, de Kanye; e hicieron una parodia toma por toma.

Robert Downey Jr. y Sting. Like Sirs:

 

Diciembre

Quién iba a decir que Nina Simone fue también la reina del dub.

Este año salió Victoria Mística, el segundo disco de Triángulo de Amor Bizarro. Es tan furioso como el primero.

Los más curioso que leí este año sobre música fue este artículo sobre el sitio de Sinatra en Melbourne.

Rutherford Chang es un artista conceptual que colecciona álbumes blancos. Tiene 902 y grabó 100, sincronizados en este glorioso track:

Back in the USSR mantiene cierta integridad. Todo comienza a descomponerse en Dear Prudence. A los 8 minutos, Los Beatles son una banda psicodélica postmoderna. Un ensayo borracho de Flaming Lips.

Afterlife es mi tema favorito de Reflektor. El video oficial me gusta más que la versión de Orfeo Negro. Pero la sincronización con Orfeo Negro es el evento cultural que los convirtió en herederos. Su acto de coronación fue la interpretación de Afterlife en los YouTube Music Awards, protagonizada por Greta Gerwig y dirigido por Spike Jonze, niños consentidos del indie. Arcade Fire es una banda lírica y épica y este es su Lado Oscuro de la Luna. Por otro lado, todo este asunto de ir a Haiti e incorporar esas influencias en la sección rítmica de una banda de rock indie, convierte a Reflektor en un disco que, en el momento en el que lo escuchas, sabes que viene de América. Un disco continental.

El especial de Nochebuena de TVE fue con Raphael. En el minuto 37 de este video, canta Nostalgias y suena tan bien como hace ¿50? años. Lo cual es una barbaridad.

Difference a Day Makes

 

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
Afrodita, C.A. y otras empresas fracasadas | John Manuel Silva

En Afrodita, C.A. y otras empresas fracasadas, John nos cuenta cosas horribles con una mezcla de frialdad y fragilidad, como...

Cerrar