un canal medio mamarracho

123531_1

(original en http://li.co.ve/fi)

Si fuese millonario, tendría un canal de noticias en el que todo el mundo se vestiría medio mamarracho. Quiero decir, el departamento de vestuario tendría prohibido adquirir piezas de más de BsF.50. y el vestuario no pasaría de Bs 300 por persona.

La línea sería “autovictimización con sensibilidad social”. La forma: puro periodismo de calle, puro juego de minorías. Pura Venezuela urbana. Invitados que hablen bien: sólo una vez al día.

Cuando ataquen al canal, porque lo harán, entrevistaría primero a los vigilantes, hasta el último de los vigilantes, porque el ocio del güachimán es el origen de toda la sabiduría.

Entendí esto hoy, luego del ataque a Globovisión. La reportera que cubrió la noticia entrevistó a dos vigilantes que resumieron al país en 4 o 5 frases. Uno preguntó “¿es que aquí no hay estao e derecho?”, y el otro dijo “bueno, ¿que te pueo ecil? Ahora uno no está seguro en ningún lao”.

Más nada, esa es toda la línea editorial que hace falta. Un poco de música, la agresión en loop.

A diferencia de Globovisión, en mi canal la reportera no iría luego a entrevistar a sus jefes y “colegas”, a ese desfile inconexo de cartones enfluxados, a esas viejas escuálidas sifrinas y su mandibuleo.

Lo hacen a propósito, sé que lo hacen a propósito para que luego, en el canal del estado, los destrocen en 3 clips. Así continúa el juego de poderes.

Más allá de toda la retórica heroica, son unos irresponsables. Quieren forzar la barra, vivir en un sitio que no existe, pero no les importa que no exista. Una fantasía en la que caben ellos, enfluxados, y sus sirvientes. Más nadie. De esa forma, están expuestos a la barbarie ¿Y que les sale? ¿Qué es lo único que les puede salir?

Palo cochinero.

todos vamos a morir Tagged ,

Tengo los comentarios apagados por esta razón. Si te gusta este post, compártelo con tus amigos.

Daniel Pratt

Emprendedor, artista de calle, aficionado a los medios sociales, fan de PHP, amante de psql, geek. Vamos a morir pronto. Lo que queda es amar, disfrutar de nuestras glorias, miserias y afinidades electivas.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookGoogle Plus

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
Top-10 discos de la década de 2000

Producir esta lista a mediados del último año de la década es riesgoso. Si hubiese hecho lo mismo en 1999,...

Cerrar