Mi 2012 en el cine

dellamore

Algunas de las que vi este año, no necesariamente de este año.

Le conseguenze dell’amore me dejó tocado durante días. Admiro la sutileza con la que se van revelando las razones del protagonista

Skyfall. Un bond a nivel de los de Connery que no escatima en pirotecnia. Palabras mayores.

Iron sky. Nazis, lado oscuro de la luna. Es irrelevante si es buena o no.

Prometheus. Una película hecha para resolver un enigma que se atreve a hacer más preguntas de las que responde. No importan las inconsistencias y que te sientas sucio luego de pensar que en el fondo es una cagada. La experiencia es lo que cuenta y es una experiencia alucinante. Meses después todavía pienso en ella
(Y ¡hey! es mucho mejor que Alien vs. Predator XVIII)

This Must Be The Place. Todo lo que siempre quisiste saber sobre Robert Smith y nunca te atreviste a preguntar. Muy humana. Sean Penn es increíble.

The Cabin In The Woods. Tres cachetadas a las películas de terror. Una carta de amor/odio para los fanáticos del género. Aplausos.

Dominic Cooper camina por la cuerda floja en Devil’s Double. El manejo de la tensión en el personaje me recuerda al de Di Caprio en The Departed. Te lo crees completo y apenas puedes tolerar lo enrollado que está el tipo.

Srpski film (A Serbian Film) es la mejor reflexión sobre la guerra que he visto en mi vida. Puedes equivocarte y pensar que esta película es gore por el puro placer del gore. Pero no. Si me preguntas qué pasa con el horror de la guerra luego de que se acaba la guerra, te diré “mira A Serbian Film”

Beyond The Black Rainbow es la compañera perfecta para el revival del synthpop. Un viaje a 1983 para continuar donde acabó Altered States.

Serbuan maut (The Raid: Redemption) contiene las mejores dos horas de acción que vi. Puro ballet. Montajes y escenas sin desperdicio.

Moonrise Kingdom fue la película del año. Cuando piensas que Wes Anderson no puede elaborar más sobre sus casas de muñecas, el tipo nos presenta un terrario.

Safety Not Guaranteed. Cómo contar una historia de ciencia ficción con bajo presupuesto. Un cuento redondito. Envidiable.

Luego de Shame y A Dangerous Method, nos quedó claro que Michael Fassbender es un actorazo.

Me enamoré de Ariane Labed en Attenberg.

Dos cosas sobre Irán y el presente del cine: Este No Es Un Film y Una Separación.

Act of Valor no es una buena película. Pero es terriblemente efectiva como propaganda para los amos del planeta. Tiene la demostración de poder de fuego más realista que he visto en el cine y logra algo que ninguna otra película de acción: transmitir ciertas facetas del miedo que daría enfrentarse a estos tipos.

Life Of Pi logra ser deliberadamente hermosa con naturalidad. Un logro estético. Una buena reflexión, aún cuando no te guste que te metan la religión por un tubo.

 

 

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
La Crisis, año 5

Paseo un lunes 31 de diciembre por calles llenas de locales destripados con carteles de venta y alquiler. Tierra arrasada. Mañana abre...

Cerrar