Sobre #Yotepagoelbillete y las ganas de vivir quejándose

37914590223

Nicko Nogués, barcelonés en el DF, se cansó de los españoles que se quejaban de la crisis (¿quién no?) y se ideó una especie de ardid/campaña de mercadeo. #Yotepagoelbillete proponía eso mismo: él te pagaba el billete para irte de España.

La idea es tan genial y tan simple (y tan simple en su genialidad) que eso motivó a otras personas a unirse y contribuir en el pack de viaje: alguien donó un iPad, otra persona la comida para la primera semana.

Nicko también había hecho Gràcies Barcelona!: contrató un número de teléfono al que le pegó una contestadora. La gente llamaba y le daba gracias a la ciudad por sus propias razones. Los mensajes de voz resultantes quedaban en un tumblr. Todos tenemos algo que agradecerle a nuestra ciudad. Genial.

Con #Yotepagoelbillete tenías que enviar un mail diciendo que querías irte y que lo harías el 1ro de Enero de 2013. Nicko luego reconfirmaría tu deseo y haría el sorteo la noche de Navidad. En mi opinión, había encontrado una forma de criticar constructivamente a todas esas miles de personas que se quejan continuamente sin tomar una decisión o un paso importante para mejorar su situación actual.

La máxima sorpresa fue cuando, luego del sorteo, la persona ganadora rechazó la oferta. Nicko tuvo que hacer otro sorteo y la segunda ganadora, también rechazó la oferta. Ambas con excusas bastante necias, honestamente. Todo está relatado en este resumen del final.

Seguí el concurso con admiración durante estas navidades. La verdad nunca me esperé que el ganador rechazara la oferta. Sobre todo después de haber reconfirmado. “Qué falta de seriedad”, fue lo primero que pensé. Pero luego me pareció casi obvio: algunas personas se quejan precisamente porque no quieren o no se atreven de salir de su situación. De hecho, conozco muchos casos: gente que no quiere salir de Venezuela, pero vive diciendo que el país es insufrible; desempleados españoles a los que les ofrecen un trabajo en un pueblo pero no quiere irse de Barcelona o Madrid porque “qué voy a hacer yo en ese pueblo”. En el caso de #Yotepagoelbillete, no estamos hablando de que iban a enviarlos a un pueblo de mierda. Te iban a mandar a donde tu quisieras, con un iPad y la primera semana de comida, para que trabajaras y salieras adelante. Luego de leer ese desolador post final, sólo podía pensar en toda la gente que de verdad quiere progresar en otro lugar y no puede. Pensé en mis meses sin papeles. En la angustia de no poder trabajar. Estas dos ganadoras y toda la gente que se queja de su condición y no hacen nada para mejorarla, se merecen la ruina absoluta.

 

 

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
Mi 2012 en el cine

Algunas de las que vi este año, no necesariamente de este año. Le conseguenze dell'amore me dejó tocado durante días....

Cerrar