Tristeza no tem fin, os encontros, sim

“Anda, siéntate, come unas galletas.”

Un encuentro, un fortuito encuentro, podría arrastrarme por ese camino infame y tedioso de la muerte y resurrección a través de la palabra. Un recorrido fútil, si se quiere, considerando que hay que ver el S02E12 de Dexter, depurar extemporaneamente la discografía de Cocteau Twins, leer números atrasados de The Atlantic, y ejecutar otras maniobras que merecen permanecer privadas.

He descubierto, quizás bastante tarde, que Youtube acabará con la malcriadez de la palabra. Ya pasamos la novedad de ‘viste el video de…’ y hemos llegado al punto de transmitir ideas a punta de youtubazos. En poco tiempo, horas, segundos apenas, la gente dejará de escribir malos poemas y comenzará a componer secuencias alejandrinas de links.

Así que un fortuito encuentro podría ser expresado en cuestión de segundos por esa maravillosa (¿lhosa?) composición de Paulinho da Viola, ese poema elemental de los encuentros, Sinal Fechado.

Habría que remitirse a una versión formal de Chico Buarque, o quizás hacer una concesión y sonar a Toquinho. Pero también está Elis. Elis cantando mal el tema, con demasiada cadencia, demasiada acrobacia. Pero Elis al fin. ¿Cuál hombre no puede enamorarse de Elis? ¿Quién puede resistirse a la desintegración de Elis?

Toquinho complementa la idea, a pesar de que al principio, lo juro, no tenía nada que ver. Los encuentros fortuitos nos llevan al lugar donde descubrimos el secreto sobre la felicidad, ese que por algunos instantes nos revela Vinicius de Moraes en este fragmento que un alma egoísta subió incompleto:

destacados, música, notas

Tengo los comentarios apagados por esta razón. Si te gusta este post, compártelo con tus amigos.

Daniel Pratt

Emprendedor, artista de calle, aficionado a los medios sociales, fan de PHP, amante de psql, geek. Vamos a morir pronto. Lo que queda es amar, disfrutar de nuestras glorias, miserias y afinidades electivas.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookGoogle Plus

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
Nombres propios III

Bar - Sanguchería "La Revolución"   Concepto: En el renovado centro de la capital, mezclando los ingredientes de un deli...

Cerrar