La publicación electrónica personal

Towerman me envió esto hace unos días:

En Ficción breve Venezolana estamos realizando un sondeo breve entre algunos blogueros venezolanos para conocer su opinión acerca de algunos de estos tópicos:
1) ¿Qué lo llevó a montar un blog?
2) ¿Cuales son las ventajas de tener su blog literario?
3) ¿Es el blog una moda o, por el contrario, es el medio del futuro? ¿Por qué?
4) ¿En qué propicia el blog la publicación de material literario?
5) ¿Cree que el blog puede ayudar a promover novedades literarias y autores inéditos?

Iba a construir una respuesta corta pero me lancé un texto apocalíptico, como siempre que me tocan el tema.

Esta fue la respuesta:

Creo que la vanidad es parte del impulso elemental que nos lleva a crear un blog. Sin embargo, para mi un blog también es una versión de principios del siglo xxi de esa frase rompehielo “oye, el otro día estaba pensando que…”

Originalmente los blogs eran nada más que bitácoras con hipervínculos comentados (es decir, las personas ponían un link a algo que habían encontrado en internet y hacían una pequeña anotación). Fiel a la vieja escuela, pienso que mi blog es un recordatorio de las cosas que a mí me parecen interesantes, y no quiero guardar en los favoritos del navegador.

Frase clave: “a mí”. Precisamente de eso se trata, de un asunto egoísta. No tengo que rendirle cuentas a unos lectores ni a un editor, porque en el fondo es un espacio personal. Si no entiendes lo que digo o no estás de acuerdo, habrá otros que sí… o de pronto no, y no importa.

Pensando concretamente en el formato de blog literario, la principal ventaja es la facilidad que ofrece el motor de un blog para publicar contenido de una manera rápida y desde cualquier sitio.

En la época en que los manejadores de contenido no existían, eran escasos o difíciles de manejar, montar una página web usualmente requería tener ciertos conocimientos de html o a lo sumo de algún programa de diseño web (como GoLive, Dreamweaver o Front Page). Actualizar estas páginas se convertía en una tarea tan tediosa como crearla, pues usualmente había que desplazar el contenido viejo a otras ubicaciones. Adicionalmente, el requerimiento de un software especializado se convertía en un obstáculo, pues las personas sólo podían actualizar el contenido de sus páginas en su computador principal. El resultado era que -salvo contados casos- el contenido de los sitios web se actualizaba pocas veces al mes.

La aparición de Blogger en el 99 revolucionó la forma de publicar contenido. Si bien desde hacía años los grandes sitios de internet utilizaban manejadores de contenido, Blogger ofrecía a la masa la posibilidad de crear un sitio fácilmente personalizable con la flexibilidad de crear o actualizar contenido virtualmente desde cualquier computador que estuviese conectado a internet.

En el 2005, el fenómeno de los blogs alcanzó la masa crítica suficiente como para convertirse en el medio predominante de la Internet. Los blogs comenzaron a ofrecer noticias y comentarios que los grandes medios, inclusive virtuales, no podían o no se permitían ofrecer. Creo que dentro de unos años, miraremos con curiosidad a esa estructura publicación que supone la existencia de un editor y varios copistas. Hubo una ruptura, maravillosamente anárquica, en la que el blog hizo con la web lo que el correo electrónico hizo con el tradicional.

Creo que decir que el blog es el medio del futuro no es del todo correcto. En realidad el medio del futuro es cualquier herramienta o sistema que permita la publicación de contenido de una manera anárquica y libre. Sin duda, hoy el día, el Blog es la manifestación de lo que puede ser el medio del futuro. Pero tengo la impresión de que la proliferación de dispositivos móviles y el acceso masivo a banda ancha inalámbrica, provocará una disminución del contenido escrito. Si tuviese que dar una respuesta hoy, diría que los podcasts, o en todo caso, las bitácoras de audio y video, son el medio del futuro.

Peco de tecnócrata, lo sé. Yo también a veces me pregunto dónde cabe la literatura en ese escenario, y creo que no es obvio porque no ha terminado de suceder. Sin embargo, la cantidad de podcasts sobre libros, cine y política es impresionante.

Creo que en un mundo sobrecargado de información, no vale la pena publicar en papel. El otro día revisaba una lista de grandes autores, bestsellers de los años 30s en Estados Unidos. Conocía sólo a dos y pensé que, en el fondo, el libro físico está destinado a morir. Los libros se inventaron para llevar un mensaje a través de las fronteras y el tiempo, pero hoy, con sus primitivos métodos de búsqueda, resultan casi molestos.

No me atrevería a apostarlo todo, pero intuyo que las publicaciones electrónicas existirán mientras la humanidad posea dominio sobre la energía eléctrica. Siguiendo nuestra rata de desarrollo eventualmente sólo los arcaicos hablarán de La Internet como algo en lo que uno ‘se mete’ o algo por lo que uno ‘navega’. En diez años no habrá distinción entre las dos realidades y un libro de papel será un instrumento incómodo hasta para llevar a la playa.

(para más locuras pseudo-apocalípticas hago referencia a un artículo en panfletonegro: “World of Warcraft y el fin de la evolución”)

Por último, para medir si la publicación electrónica personal (el blog en el año 2006), con su facilidad de actualización y la disponibilidad inmediata a millones de personas ofrece alguna ventaja sobre la publicación tradicional, podemos hacernos las siguientes preguntas: si voy a publicar un libro, con un tiraje de mil ejemplares ¿acaso vale el esfuerzo? ¿cuántas personas lo leerán? ¿me dejará algún beneficio?. A menos que seamos grandes autores, más grandes que aquellos de los años 30s, las respuestas, casi invariablemente serán: “no”, “pocas” y “no”.

notas Tagged

Tengo los comentarios apagados por esta razón. Si te gusta este post, compártelo con tus amigos.

Daniel Pratt

Emprendedor, artista de calle, aficionado a los medios sociales, fan de PHP, amante de psql, geek. Vamos a morir pronto. Lo que queda es amar, disfrutar de nuestras glorias, miserias y afinidades electivas.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookGoogle Plus

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
Crashpr0n

Casi siempre que manejo, trato de imaginarme cómo será el choque que mutilará mi cuerpo. Sé bien -me he documentado...

Cerrar