No compramos cosas, las cosas nos compran a nosotros

media_httpwwwdoobybra_Ifohd.jpg.scaled1000

Patrick Rhone:

La posesión de cualquier cosa es un compromiso con esa cosa y tiene un costo –un costo personal directo– que va más allá del costo de la cosa.

Sigue leyendo “We don’t buy things”

 

El resto del breve post es pura sabiduría. Las cosas son esclavitud comprada, incluso cuando son gratis.

Siempre me ha fascinado la historia de los hermanos Collyer, muertos dentro de su propio laberinto de cosas. Una de las fábulas más elocuentes del consumismo.

 

También:

 

También, el mejor libro sobre esto:

31N7k8y9f2L._SY300_

 

También: Parisian flat containing €2.1 million painting lay untouched for 70 years

 

 

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
Una despedida nostálgica a amigos olvidados

http://vimeo.com/70705903 James Houston: Estamos sumergidos en una piscina seca. Un SEGA Mega Drive, una Commodore 64, unas disqueteras y unos...

Cerrar