Wise Up – un momento en la historia del universo

Hace un poco más de diez años fui a ver Magnolia en el cine sin saber de qué se trataba. Ni siquiera había visto Boogie Nights, así que estaba lo menos preparado posible.

La película, con esa disertación sobre las coincidencias, su crudeza, y su ensemble cast, iba lo suficientemente bien como para ser considerada buena, recomendable. Hasta que PT Anderson subió la marcha:

A medida de que los personajes llegan a su momento crucial y todos se hacen las mismas preguntas trascendentales (¿qué hacer? ¿debo cambiar? ¿debo seguir?), comienzan a cantar Wise Up, de Aimee Mann.

Aquella vez volteé con cara de “¿esto de verdad está pasando?” y absorto, ligeramente eufórico, empecé a pensar ¿cómo resuelves una historia así después de esto?

YouTube – Aimee Mann – Wise Up.

Y después vinieron las ranas. Un deus ex machina paradigmático que hasta hoy me parece el más brillante del cine.

Hoy Magnolia resultaría increíblemente pretenciosa, pero creo que se debe a que antes existió Magnolia. Lo peor de no poder desmirar películas es que eventualmente terminas añorando ese pinchazo, esa vertiginosa emoción provocada por el descubrimiento de un lenguaje nuevo.

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
manual de bolsillo para enfrentar el afrocubismo

Este es un post invitado de Orlando Verde (O.). Columnista de panfletonegro desde 2001, O. lleva una vida modesta y...

Cerrar