Top-10 razones por las que no leo libros físicos (a propósito de #BookTomorrow)

Hace 5 años, escribí que, para el 2016, un libro físico será un instrumento incómodo hasta para llevar a la playa. Todavía creo que vamos en esa ruta.

Yo dejé de leer libros físicos a comienzos de 2010. Los dejé por razones de espacio.  Sólo vuelvo al viejo vicio por libros que no tengan versión digital, o sean versiones de gran formato, de esos que se miran, pero no se leen.

Pero además del espacio, tengo otras razones. En orden de importancia:

  1. No tienen buscador.
  2. Tengo que tomar un lápiz para hacer una nota.
  3. Las notas al margen no se sincronizan automáticamente con mi PC.
  4. No puedo seleccionar un fragmento y enviarlo inmediatamente por email –”Tienes que leer esto!!!”. Tampoco puedo prestar inmediatamente la copia de un libro. Tengo que terminar de leerlo (o ¡Dios mío! pagar por una fotocopia).
  5. Si dejo el libro en casa, no puedo leerlo en el teléfono.
  6. No puedo leer a oscuras.
  7. Tengo que ir a una librería. O tengo que esperar a que llegue el libro por correo. Pareja de verbos absurdos en 2011.
  8. Como dije, ocupan espacio. Se acabó la idea loca de pagar un alquiler para que los libros duerman cómodos.
  9. La torre de libros pendientes me causa angustia.
  10. No puedo leer panfletonegro en ellos :P

 

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
ASCIImeo

El ASCII art es una de las marcas de mi infancia y una de mis primeras aproximaciones al arte. Yo...

Cerrar