eBook vs Tablet

La pregunta que más me hicieron en la navidad pasada fue “¿qué me compro? ¿un tablet o un ebook?“. Para mi, esta fue una señal muy clara de que la época post-PC había llegado al mundo de habla hispana.

No es de extrañarse, según un reporte de Pew Internet, luego de las navidades de 2011, el 19% de los hogares norteamericanos despertaron con un tablet o un eReader.

Pero miento, la pregunta no era esa. Gracias a la no-tan-invisible mano del marketing, la pregunta que hacían mis amigos era:

¿Debo comprar un iPad o un Kindle?

Por supuesto, la respuesta es “depende”.

Ambos dispositivos son de buena calidad, tienen un excelente soporte del fabricante y son muy buenos para leer. Ambos intentan venderte libros propietarios, pero funcionan con otros formatos, como PDF.

Lo mejor del Kindle: no es caro y, por lo tanto, puedes llevarlo a todas partes y usarlo en mayor cantidad de lugares públicos sin que te apuñalen.

Lo mejor del iPad: es bastante probable que sea el único computador que necesites.

 

Compra un Kindle si:

  • Quieres leer en la playa, en parques, en lugares públicos y al aire libre.
  • No quieres navegar mucho en internet, ni revisar correos.
  • Tienes ya un smartphone con el que accedes a internet, escuchas música, etc.
  • “Sólo quiero leer”
  • “Quiero algo barato y bueno”

Recomiendo el Kindle paperwhite.

 

Compra un iPad si:

  • Quieres un computador ligero y portátil
  • Estás harto de llevar tu laptop a todas partes y quieres algo que pueda reemplazarla
  • Quieres jugar
  • Te interesan los libros interactivos
  • Tienes niños

Si tienes un teléfono con internet, o internet en la mayoría de los lugares que visitas, compra el iPad de 16GB con WiFi. Si no, el de 3G. Siempre recomiendo el más económico, porque me parece que es mejor invertir el dinero extra en un teclado, un muy buen teclado, una buena funda, ¡o una buena funda con teclado!

 

¿En realidad son buenos para leer?

Si. Hace unos días, escribí un artículo al respecto.

 

¿Y qué hay del Kindle Fire y otros tablets con Android? ¿No se supone que son un intermedio entre el Kindle y el iPad?

Si, pero no.

Mi experiencia es que, entre el Kindle y el iPad, hay un valle de dolor lleno de tablets que parecen ser lo suficientemente buenos, pero no lo son. La realidad es que fabricar un tablet bueno cuesta mucho dinero, al menos en 2012. Así que no hay alternativas “magicas”.

 

Android es un muy buen sistema operativo. Lamentablemente, los fabricantes de tablets buscan siempre recortar costos en los peores lugares. He visto y usado montones de tablets con Android. Casi todos con una pésima calidad de fabricación, frágiles, pesados y tan pero tan lentos, que inducen al llanto.

Hasta ahora, el único tablet que podría recomendar si no quieres comprar un iPad, es el Samsung Galaxy Tab II. Pero como cuesta lo mismo que un iPad, me parece que no tiene mucho sentido ir por un tablet menos popular. A menos que quieras hacer una declaración de principios, en cuyo caso, ¡nada mejor que unos Moleskine!

 

Actualización Noviembre 2012:  mi apreciación se mantiene. Mi recomendación es un Kindle Paperwhite o un iPad Mini.

 

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
en el pasado, nos aburríamos

  Nuestro desarrollo tecnológico ha llegado al punto en el que podemos llenar todos nuestros momentos de ocio con tiempo...

Cerrar