en una boda

Un aspecto fascinante de hacerse adulto es que puedes tropezar a la mujer más hermosa de la fiesta (derramarle su trago encima) y no tienes que sentirte como un imbécil más de lo necesario porque, en el fondo, se pueden ir todos a la mierda.

El padre de la novia lleva un sombrero al cual lo único que le falta para ser perfecto es una inscripción que rece: “Entregué a mi único amor y todo lo que me dieron fue este estúpido sombrero”.

Los ceniceros del pasillo tienen un león en relieve grabado en la arena, una arena negra, como ceniza, el barro de tus pulmones, el preludio de una golpiza, los secretos: tatuadas estrellas sobre tus senos, felinos de los que nunca hablamos, negros felinos, negros, como el hotel de nuestra pesadilla.

notas, todos vamos a morir

Tengo los comentarios apagados por esta razón. Si te gusta este post, compártelo con tus amigos.

Daniel Pratt

Emprendedor, artista de calle, aficionado a los medios sociales, fan de PHP, amante de psql, geek. Vamos a morir pronto. Lo que queda es amar, disfrutar de nuestras glorias, miserias y afinidades electivas.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookGoogle Plus

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
No me beses en los labios

Reconstruyendo mi colección de Siniestro Total, caí, como es lógico y necesario para toda persona que reconstruya su colección de...

Cerrar