Esta semana en el iPod

Kalethmorales

1. El iPod vive de nuevo (formateo en una máquina de Windows, chkdsk /r /f para marcar los sectores dañados, formateo de nuevo en la mac, software update).

2. Hace un año y unos días murió Kaleth Morales. El movimiento que encabezaba y Vivo en el Limbo pueden ser dos de los grandes logros latinoamericanos de esta década.
2′. Que Zona 7 haya grabado una version en Reggaeton (feat. Salserin), no le quita brillo al original.

3. Do you know Who the fuck are Arctic Monkeys? As a matter of fact, I do. They remind me of an early Caramelos, before… well, you know.
3′. Esa última frase bien podria ser el titulo del proximo EP.

4. Ana Torroja dice que no, que si, que es el destino y tal, que le cuesta mucho olvidar. Los fans a)lloramos la nostalgia, b)protestamos la perturbación de temas intocables durante las cuatro horas que dura un regreso desde Boca de Uchire, o c)pensamos que Hijo de la Luna en ranchera es ingeniosa, arriesgada, un regalo a 100 millones de Mexicanos, y que el productor (el mismísimo Syntek) en un bichito que sabe cuáles son los botones.
4′. Los panas de cabilla musical, como siempre, proveen el material.
4”. Estos covers reestablecen el orden universal roto por Fey.

5. A Nacho Cano le sale compilación y de pronto “se me vino encima, vengativamente, toda esa avalancha de Nacho Cano, risas, retozos y siete mil kilómetros de noches y angustias”. El disco se llama Vivimos siempre juntos, como aquél single que fue encuentro y condena. Por ahí está el torrent.

6. Julieta hizo un calco de y le salió un discazo. Claro, puede argumentarse que, tal como el anterior, Limón y Sal es un crowdpleaser, le falta riesgo, filo. Prueba #1: el mejor arreglo y el mejor tema en general es el cover del Sin Documentos de Calamaro.
6′. A.: yo te quiero con Limón y Sal.

7. Estoy buscando No me beses en los labios, Gualberto (Día Y Noche) y Rollo Porno, de Aerolíneas Federales. Si alguien fuese tan amable…

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
Los libros de otra vida

Partamos de que uno tiene amigos que asume como normales sólo porque compartimos sus historias de vida. Es por eso...

Cerrar