El peso del Padre nazi | Alfonso Daniels

“Siento tanto placer que podría masturbarme”, comenta Niklas, “solo con imaginármelo sentado con la pistola esperando la llegada de los americanos y su mente dando saltos preguntándose: ¿hay alguna salida?, ¿debería apretar el gatillo? Pero fui rey de Polonia; no lo hagas, Hans, seguro que te perdonarán. Qué error tan maravilloso que cometió”. Años después, Niklas preguntó a la mujer si su padre había considerado en serio suicidarse y ella respondió que para eso era demasiado cobarde.

vía El peso del Padre nazi · ELPAÍS.com.

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
¿Está tu computador en alquiler? | Brian Krebs

Brian Krebs se da un paseo por algunos servicios en la web donde pueden alquilarse "bots" –computadores personales infectados, que...

Cerrar