Bienvenidos a la víspera del invierno

Precedente 1

En los 70s, Brian Eno y Peter Schmidt jugaron con el concepto de las galletas de la fortuna para crear un oráculo de pensamiento lateral llamado las estrategias oblicuas.

Hoy podemos consultar las estrategias oblicuas gracias a la magia de la web. Los smartphones de alguna forma reviven el sentido original de estas tarjetas, al ofrecerte sabiduría en tu bolsillo para aquellos momentos de duda.

Precedente 2

Entiendo los libros de poesía como oráculos. Lugares a los que asistimos en búsqueda de ayuda.

 

Precedente 3

A comienzos de 2010 abandoné los libros físicos y me parece que los ebooks descargables están muy bien: sincronización automática de notas, email desde el libro, instapaper, flipboard. El kindle con su insuperable e-ink y un precio imbatible. El iPad con sus apabullantes hojas hiperrealistas. Existen muy buenas opciones.

Sin embargo, para crear y distribuir un ebook que sea agradable de leer todavía hacen falta una serie de conocimientos y herramientas que no todos los autores dominan, o quieren dominar. Consideremos por un momento que esto sucede en un mundo en el que existe Tumblr, Facebook y Twitter. Un mundo que aceptó hace años que todos tenemos derecho a publicar.

Entonces ¿Por qué sigue siendo tan difícil publicar un ebook?

Publicar un ebook debería ser tan sencillo como publicar un blog. Inclusive uno que emule a sus contrapartes físicos, como en el iPad.

 

Precedente 3.1

Es más, publicar un ebook y exponerlo a miles de ojos debería ser tan fácil como publicar un artículo en panfletonegro.

 

Precedente 4

Soy fanático de algunas practicas minimalistas. Como muchos otros, escribo usando un editor de texto plano y markdown. Uso textmate, pues me sirve también para programar. Nunca he usado Microsoft Word para escribir. Creo que un editor de texto que no esté disponible de inmediato, no sirve. Me tranquiliza la página en blanco, sin barra de menú. Me tranquiliza escribir sobre negro. Es una vuelta a la línea de comandos, o a Appleworks, el primer procesador de palabras que usé.

Ommwriter es un procesador de texto que pertenece a una amplia gama de programas que apuestan por el fullscreen, o la vuelta a esa época en la que trabajábamos en una sola cosa a la vez. Una tendencia inaugurada por WriteRoom para erradicar el ruido de Facebook , twitter, email, y las múltiples ventanas del navegador de internet.

 

Cómo se enlaza todo esto

Un día, hace meses, Plácido y yo intercambiábamos títulos de los poemarios que nunca escribiremos –como siempre– cuándo él dijo: “la víspera del invierno”.

De inmediato, pensé en el fondo de Ommwriter.

Pensé en las estrategias oblicuas. Un lugar que ofreciese un poema aleatorio, una respuesta en cada visita. Pensé en un oráculo.

Luego… ¿por qué no hacer un sitio democrático como panfletonegro. Y ya que estamos en eso ¿por qué no agrupar los poemas en libros? ¿por qué no hacer ebooks? ¿Por qué no hacer ebooks que sean tan fáciles de publicar como un blog? ebooks con aspecto de libros físicos que pudiesen ser leídos en una PC o un tablet.

Y así fue como se completó la idea de una revista minimalista de poesía, que además tiene una biblioteca de ebooks. Fue así como llegamos a la víspera del invierno.

Además del sitio principal, Plácido decidió probar la plataforma publicando su poemario “el estuario de la congoja“. Un cuaderno de viajes de Lisboa.

También, le pedimos a Chicho Sandoval que nos regalara un libro. Escribió “Hostal Europa“.

Así que te invito a dar una vuelta por la víspera. Si quieres participar en la revista o aportar sugerencias, envíanos un mensaje usando el formulario de contacto.

 

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
18 de Octubre de 2011 – técnicas de promoción artística en redes sociales

Gracias a la cortesía de Rubén Martínez Santana, organizador del II Festival de Narració Oral de Barcelona Munt de Mots,...

Cerrar