Mi 2017 en cine — 1 de 2

Estas notas fueron escritas saliendo del cine / cerrando una ventana / apagando la tele, justo después de haber visto algo para compartir y antes de contaminarme con las reseñas. Están aderezadas con links que he ido consiguiendo por allí.

Enero

He ido al cine con Otto a ver los episodios V, VI, I, II y VIII.

Hace un año, durante una parrilla en las antípodas, en una ciudad que fue nuestra, pero en la que ya ninguno de los dos vive, hablamos sobre lo imposible que sería encontrarnos alguna vez en España, con nuestras familias a salvo.

La primera semana de enero, hicimos una pausa en nuestras vacaciones familiares para encontrarnos en Bilbao, a medio camino entre dos ciudades que ahora consideramos un poco nuestras, para ver Rogue One, emocionados como el par de niños que seguimos siendo.

Rogue One son 3 pelis: artes marciales, batallas espaciales y Saving Private Ryan. Se le nota el Frankenstein y el soundtrack no termina de pegar. Sin embargo, el final es muy satisfactorio, un subidón producto de un cambio de ritmo luego de una historia tan deprimente. La energía de los últimos 5 minutos logran lo que no pudieron las tres precuelas: crear un emocionante preludio al episodio IV. Es la primera película de la saga que se toma en serio eso de la guerra.

Gareth Edwards, el director de Rogue One cuenta la historia detrás de la secuencia final. Una secuencia deliberada, pensada y rodada meses después de haber terminado la película. Esto explica porqué tiene un ritmo completamente distinto.

https://www.wired.com/2017/03/rogue-one-vader-scene/?mbid=social_fb

La estética pobretona del Ghostbusters original no funciona en 2016. Por eso el chiste de que el alquiler del local son €21K/mes. Unos científicos usando una carroza funeraria y alquilando una estación de bomberos abandonada sólo es posible en una ciudad quebrada en 1984. No en esta época de startups con financiamiento millonario. Kate McKinnon está genial.

Suicide Squad es un desastre de edición. Lleno de ideas desperdiciadas, información innecesaria, un uso exagerado de la estética de trailers y un montón de non-sequiturs.

Arrival está súper bien montada. Pero solo un camaleón como Amy Adams puede combinar ideas complejas como el viaje en el tiempo y la naturaleza del lenguaje, con la emoción. Esta película va directo al canon y ha reemplazado a Contact como como mi película favorita de primer encuentro.

Anomalisa es una obra maestra de horror cotidiano. Un hombre atrapado en un tedio inescapable. También (y eso es quizás lo que la convierte en una obra maestra) tiene la mejor escena de sexo que he visto en esta década.

¿Ya no existía una película de Jason Bourne en el que una joven analista de la CIA se pone de su lado para desenmascarar al director de la CIA? ¿Es esto un remake? No entendí. Ah, tampoco hay ni una secuencia de acción memorable.

John McTiernan, el tipo de la Caza del Octubre Rojo y Duro de Matar, hizo su primera peli en 14 años. ¿La peli? Es un corto, un comercial para Ghost Recon Wildlands. ¿La razón? estaba preso. WHAT? La historia completa aquí:

http://www.vulture.com/2017/01/john-mctiernan-made-his-first-film-in-14-years.html

John Hurt era uno de mis héroes renuentes favoritos: personajes frágiles atrapados por las circunstancias. Me encanta además que haya pasado de Winston Smith en 1984  a Adam Sutler en V for Vendetta.

Este artículo sobre las China Girls usadas para calibrar el revelado de las películas.

http://www.atlasobscura.com/articles/the-forgotten-china-girls-hidden-at-the-beginning-of-old-films

 

Febrero

Maggie’s Plan parece una película de Woody Allen que no termina de cuajar, hecha por un estudiante. Una lástima, porque la idea es buena y los actores lo hacen relativamente bien.

Sausage Party tiene una cantidad innecesaria de chistes subidos de tono. Es diferente y la idea de fondo (el asunto religioso) es genial.

Disfruté un montón Irrational Man. Es una comedia negra muy buen contada. Me gusta que, en el centro, es una película sin contradicciones. Honesta. Qué bueno es Joaquin Phoenix cuando tiene que representar a hombres complejos.

 

 

Marzo

Quedé impresionado con The Accountant. Es mucho mejor de lo que uno puede esperar de una película con Ben Affleck. Aunque telegrafía el final, no deja de ser inteligente. La idea central es memorable.

Inferno es un desastre. Buena idea, buen setup y pésima ejecución. El guión es un accidente tras otro. Nadie que sea tan viajado como supuestamente es Robert Langdon diría “El Palazzo Veccio, cerca del Jardín de Bóboli”. Sospecho que el material original está igual de mal escrito. Notas de un principiante en Florencia, una guía turística para ignorantes.

No entiendo mucho porqué Hacksaw Ridge fue tan laudada. Es una película competente con una historia interesante, pero compite en un género con muy buenos ejemplos de narrativa. Luego de Flags of Our Fathers, de Clint Eastwood, esta película no aporta nada. Ni siquiera se atreve a hacer una reflexión sobre las consecuencias de tener valores, porque el protagonista nunca flaquea verdaderamente, nunca duda, es sobrehumano y por lo tanto habita en el territorio de la ficción pura. Es imposible identificarse con él. Sin embargo, buen casting el de Vince Vaughn.

13 Hours es una película de zombies sin zombies: un grupo de gente armada aguanta varios ataques en un edificio. Tienen el tino de hacer obvia la referencia, varias veces. Una película anclada en la realidad, con militares calcificados por las reglas del enfrentamiento y limitaciones presupuestarias. Me gustó específicamente que hayan elegido mostrar lo erráticos que pueden ser los lanzacohetes. Michael Bay en una extraña nuestra de contención evita usar los paneos en cámara lenta y se va más por la cámara en mano. La guerra parece real, a diferencia del resto de sus películas.

En Yo, Lucas, Lucas Maldonado repasa su historia como alcohólico entrevistando a sus ex novias en la cama. Súper valiente.

Me gustó la manera como Deepwater Horizon retrató las operaciones de una plataforma petrolera. Es una película más bien normalona, pero que gana puntos por su realismo.

Nerve es una película hiper-situada en el año 2016. Lo único que la salvará dentro de 5 años es que visualmente es impecable. Todo va relativamente bien hasta el tercer acto, que es una chapuza. Sin embargo, el soundtrack kickass la inscribe automáticamente en el panteón de las películas sobre primeras citas.

La serie de The Purge no decae con Election Year. Es aún más divertida y real ahora que Trump es Presidente.

Todd Phillips se desvía de sus comedias adolescentes, hace una pausa y arma una historia divertida en War Dogs, mezcla entre Wolf of Wall Street, Boiler Room y Lord of War. Los voice overs son excesivos y se beneficiaría su tuviese más exposición. Nelson dice que Jonah Hill es el rey del fake coke y me recomendó esta peli.

Split está montada de una manera en la que es difícil obviar el esfuerzo que hace el actor en el papel principal. Cualquier buen actor necesariamente lo ejecutará bien porque, en esencia, es un papel soñado: tener la oportunidad de hacer varios personajes en el mismo espacio de tiempo. James McAvoy es fantástico en los pequeños gestos con las manos, en las muecas que caracterizan a cada uno de los personajes. Un tour de force muy entretenido de mirar. El guiño final es un golpe maestro.

 

Abril

 

Sing Street es una película encantadora. Es claramente la Almost Famous de esta década. Una carta de amor al rock y la estética de los 80s. Fascinante para todos los que quisimos tener una banda cuando estábamos en la secundaria, en los 80s. Me encantó también como es un musical sin anunciar que lo es. Un musical de contrabando.

Don’t Breathe es super ingeniosa. Toma la premisa del grupo de jóvenes encerrada en una casa de horrores y le da un giro inesperado. Muy bien llevada.Una gran película de suspenso. Hay una secuencia en casi total oscuridad que es una maravilla.

Passengers no es tan mala como pensaba. La vi luego de que Nerdwriter hiciera un videoensayo en el que desarrolla un punto interesante: la película está montada en el orden incorrecto. Eso me ayudó y así la vi en mi cabeza.

Spy es muy buena, sorprendentemente buena. Los personajes de Jude Law y Jason Statham son una parodia muy bien lograda de los tipos que ellos suelen representar en el cine.

 

Mayo

Personal Shopper es magistral. Kristen Stewart es el casting perfecto porque su fragilidad, su visible incomodidad, la hace más impredecible, en momentos insoportable, exasperante. No sabía nada de esta película y fue una gran sorpresa. Gran manejo de la tensión y un brillante uso de los mensajes de texto, hasta el punto de convertirlos en intercambios intrigantes. ¿Es una película de terror? ¿Un thriller psicológico? Depende de ti.

Alien Covenant sufre de los mismos problemas de Prometheus: ninguna de las decisiones que toman los personajes tiene sentido. Lo único que impulsa a la acción es la estupidez. Esta mecánica ridícula arruina la actuación de Fassbender —que es bastante buena— y desinfla la reflexión existencial que, aunque torpemente expuesta, debería ser el único motor de la historia.

XXX: The Return of Zander Cage es una cagada. Pero reconozco que es un reto hacer esta película luego de 8 Rápidos y Furiosos. A ratos no tenía claro cuál película estaba viendo, porque Dominic Toretto y Zander Cage son básicamente la misma persona.

Para todo lo que se hablaba de Get Out, me esperaba algo un poco más sorprendente. Quizás no la disfruté tanto porque esperaba sentir algo nuevo. En el espectro en el que se desenvuelve la película, Michael Haneke ha hecho cosas mucho mejores. Cualquier thriller europeo le da siete vueltas, aunque es posible que me haya perdido el peso de ciertas referencias porque ni soy negro, ni vivo en EEUU y soy casi impermeable a la política de identidades. No deja de ser una historia memorable, una película hecha con hambre.

Winter on Fire es un relato sesgado dirigido a jóvenes que no han superado su etapa mesiánica. Ojalá el mundo funcionase con una relación tan directa entre causa y efecto.

El principal encanto de John Wick fue la revelación de una sociedad secreta del asesinos y la construcción —vía exposición— de un personaje mítico. John Wick 2 falla al tratar de repetir la fórmula. El segundo episodio no tiene nada de sorpresa y ni siquiera tiene algo que decir. Quizás dos o tres guiños rescatabas. Es una pena que hayan escamoteado toda la mitología que construyeron con la primera.

En 2013 CNN consultó a un panel de “expertos” para decidir cuál es la mejor escena de la saga Bond. La elegida es también la primera escena que recuerdo: el salto en paracaídas al comienzo de The Spy Who Loved Me. La semana en la que murió Roger Moore la volví a ver y me sorprendí de o mucho que recordaba, a pesar de no haberla visto hace más de 30 años. Supongo que se debe a lo mucho que la mente impresionable de un niño puede capturar.

Me encanta que la escena en cuestión ocurre en absoluto silencio, un toque brillante, un gran momento del cine. No recordaba que en esta película también aparece el Lotus sumergible que capturó mi imaginación durante el resto de los ochentas. Quizás sea mi Bond favorita de Roger Moore.

Logan es una película decente. No entiendo porqué los fanáticos piensan que es la obra cumbre del séptimo arte… o de pronto sí lo entiendo, porque parece que ahora hay que conformarse con esto. Lo único que recordaré es cuando Logan dice “so this is what it feels like” cerca del final, un juego ingenioso de significados.

Quizás esté siendo muy duro con la película que probablemente cambiará el género de los superhéroes.

 

Junio

A Cure for Wellness hace todo bien durante 120 minutos, ciento veinte fucking minutos, y a partir de allí todo, todo, es un desastre. Tiene varios finales falsos y es una verdadera lástima que no se les haya acabado la película veinte minutos antes. Me quedo con algunas de sus imágenes ridículamente elaboradas, pero hermosas, y varias secuencias memorables de horror gótico.

Trainspotting 2 es a ratos tierna. Una película un poco más seria con menos pirotécnica, más madura, sobre la mediana edad. Estilísticamente está muy cuidada, hecha con cariño, cuidando los símbolos: la estética desgastada de los flashbacks, el juego de luces de tren cerca del final. Una reflexión sobre la decadencia, las promesas rotas del breve renacimiento a finales de los 90s.

Me quedé unas horas en ese mundo de traiciones, pensando en las veces que traicioné y fui traicionado por mis amigos, y como sobreviví a eso.

Qué belleza de película es La La Land. Muy bien actuada, con mucha atmósfera. Entiendo porqué ganó un montón de premios. Desde Sunset Boulevard, a Hollywood le encanta que disfracen de parodia el horror que viven los aspirantes a al fama en ese caserío decadente que es Los Angeles.

Su comprensión absolutamente snob del jazz me sacó de la película. Luego me di cuenta de que fue escrita y dirigida por el mismo de Whiplash y entendí todo. Pero debo controlar el cinismo, porque en realidad La La Land es un canto a la vida, una de las grandes películas de la historia.

Colossal tiene un giro que no me esperaba. Es una lástima que el trailer revela lo más sorpresivo, pero incluso sabiendo de qué va, vale la pena verla. Es una película de kaiju cruzada con una dramedy.

Alien meets Gravity en LIFE. Más Alien que Gravity, sobre todo porque el proceso de toma de decisiones es un completo desastre.

Me aburrí viendo Trainwreck. No la terminé.

Don’t Think Twice es una historia muy honesta sobre las dificultades de pertenecer a un grupo aclamado, más no famoso, de comedia de improvisación. Una representación que puede ser trasladada a las artes escénicas en general.

 

A %d blogueros les gusta esto:
Leer entrada anterior
Mi 2017 en música — 1 de 2

Resumen a lo We Didn't Start The Fire Enero: David Lemaitre, Tanya Tagaq, Alicia Keys, SZA, The xx. Febrero: Arawato,...

Cerrar